• 692 168 351
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Abordaje clínico y prevención de la retención de huevos en aves pequeñas

Escrito por
RESUMEN

huevos 1

Esta patología definida como “fallo en el paso del huevo a través del oviducto dentro del periodo de tiempo normal”, es un motivo muy frecuente de visita en nuestra consulta, incluso de urgencia por la debilidad que tiene el animal debido al gasto intenso de energía para expulsar el huevo, siendo más afectadas las aves de pequeño tamaño, como agapornis, ninfas, diamantes o canarios. Es muy importante tener una pauta médica a seguir en este trastorno, pues en la mayoría de los casos, ayudando al ave a restaurar su estado fisiológico, la ovoposición tendrá lugar, en caso contrario, requeriremos de cirugía con las complicaciones que ésta conlleva. 

DESARROLLO

En la mayoría de los casos recibiremos en nuestra clínica esta situación como una urgencia en la que en primer lugar tenemos que estabilizar al paciente, previo diagnóstico mediante sintomatología clínica, radiografía y/o ecografía. En primer lugar tendremos que administrar fluídos, en concreto cristaloides como el Ringer Lactato vía SC (debido al pequeño tamaño de las aves afectadas) o IV (50-­‐150ml/kg/d) , pues el animal está deshidratado, disminuyendo  la producción de flujo lubricante en el aparato genitourinario, llegándose a producir adherencias entre el huevo y las paredes del oviducto, pudiendo desembocar en un fallo multisistémico por hipovolemia y acidosis metabólica (la cual corregiremos con RL). Además, debemos situar al animal en un ambiente óptimo, sin estrés, con una temperatura en torno a los 30ºC, manteniendo un ambiente húmedo con toallas mojadas en la incubadora para alcanzar un valor aproximado del 80% de humedad relativa. Que el animal esté bien alimentado es de vital importancia, para ello le aportaremos dextrosa al 2,5% SC, ya que es un azúcar de rápida metabolización, siendo un aporte rápido de energía para el ave. Administraremos además un antibiótico de amplio espectro, como por ejemplo la enrofloxacina (15 mg/kg/c12h IV,SC o PO), en el caso de que sospechemos que puede haber riesgo de daño en el oviducto o peritonitis. Uno de los grandes factores a tener en cuenta en una retención de huevos es el calcio, el cual administraremos como gluconato cálcico, pues una amplia mayoría de pacientes llegan a nuestra clínica con una severa hipocalcemia, bien sea por manejo o por una patología concomitante, como por ejemplo una puesta crónica, lo que conlleva a una incorrecta calcificación de la cáscara, o a lo que es más importante: que no sean efectivas las contracciones del útero (el Ca libre es necesario para que un % de PGF2α actúe, como más adelante comprobaremos), por lo que lo administraremos a dosis de 50-­‐100 mg/Kg vía IM o en bolos lentos vía IV. 

huevos 2Con esta amplia terapia de soporte, la mayoría de los casos se resuelven en las 24 horas siguientes, tiempo suficiente para que el ave reponga sus reservas y funciones metabólicas, sino deberemos comenzar con el tratamiento específico de esta patología. El uso de hormonas y esteroides es el siguiente paso a seguir siempre y cuando nos aseguremos de que el huevo está dentro del oviducto, sin adherencias y en ausencia de alguna masa que pueda estar provocando una obstrucción, con la finalidad de producir por un lado, las contracciones en el útero, y por otro, relajación del esfínter úterovaginal, diferencia a destacar con los mamíferos (ya que solo buscamos éste último efecto). Entre las opciones disponibles en clínica contamos con Oxitocina (muy empleada hasta la fecha pero con pobre resultados según la experiencia de muchos clínicos), Prostaglandina E2 (PGE2), Prostaglandina F2alfa (PGF2alfa) y Arginina Vasitocina (no se comercializa en España). A continuación se detalla en el cuadro el lugar de actuación de cada sustancia y sus efectos.

huevos 3De acuerdo a lo expuesto anteriormente, el uso de PGF2α (0,02-­‐0,1mg/kg IV) o de Oxitocina (0,5 UI/kg IM , repetir a los 60 minutos) aislado no nos proporcionará el resultado esperado, puesto que ninguna de las dos provoca la relajación del esfínter úterovaginal. Para ello, lo más indicado es la administración de PGE2 en gel ("PREPIDIL®" de PZIFER) aplicado tópicamente a dosis de 1ml/kg, provocando la expulsión del huevo en los 15 minutos siguientes. Cabe destacar los riesgos de manipulación con este gel en mujeres, pudiendo provocar abortos, por lo que debe ser administrado con guantes de látex y retirar los restos de la cloaca con cuidado. Éste último es el fármaco de elección por el efecto producido y por no causar apenas efectos sistémicos. Si el tratamiento médico no nos ha dado el resultado esperado, debemos proceder al abordaje quirúrgico mediante ovocentesis percutánea o intracloacal dependiendo de la situación del huevo, o salpingohisterectomía en última instancia para evitar recidivas. 

DISCUSIÓN

Diagnosticando correctamente la posición del huevo, teniendo claros unos pocos conceptos de fisiología y administrándole al animal todo lo anterior descrito, el 90% de las retenciones se resolverán. Evitar métodos hasta ahora empleados como aplicarle vapor de agua en la cloaca para intentar relajar los músculos, pues podemos producir quemaduras. Tampoco forzar manualmente la expulsión, pues desconocemos si se han formado adherencias o si el esfínter está relajado, pudiendo provocar la rotura del huevo, con el consiguiente daño en el oviducto o peritonitis, además de forzar otros órganos, como por ejemplo los sacos abdominales, pudiendo llegar a asfixiar al animal por imposibilidad de respirar. El uso de oxitocina, a diferencia de los mamíferos (en los que sólo buscamos inducir las contracciones),en aves está hasta ahora muy discutido y no estando indicado actualmente, por las complicaciones que puede ocasionarnos sin un diagnóstico exacto al no evaluar estructuras internas que no podemos ver en una radiografía.

Como prevención, algunas pautas de manejo para evitar este problema, en primer lugar sería evitar que el animal llegue a agotar sus reservas, tanto energéticas como de calcio, por lo que debemos evitar a toda costa ese agotamiento metabólico que sufre. Igual de importante es proveer en casa al animal un alojamiento donde pueda realizar la ovoposición. Para evitar recidivas, podemos actuar a nivel de los estímulos reproductivos, como son disminuir el fotoperiodo, retirar juguetes o disminuir la alimentación; además de que esta patología suele ir unida a otras como puede ser la puesta crónica u ovulación ectópica, teniendo que recurrir a la retirada del oviducto. 

BIBLIOGRAFÍA
  • Carpenter, J.(2005) ; "Formulario de Animales Exóticos 3º Edición" ED. Saunder
  • Drs. Foster & Smith Educational Staff ; “Egg Binding and Dystocia in Birds: Risks, Signs, Treatment, and Prevention
  • Harrison, G. (2005) Chapter 18 : "Evaluating and Treating the Reproductive System"
  • "Clinical Avian Medicine" . ED. Spix Publishing
  • Página web recuperada para fotografías:
  • https://casosclinicosveterinaria.wordpress.com/2015/02/23/retencion-­‐de-­‐huevo-­‐en-­un-­‐periquito-­‐comun/
Visto 1557 veces