• 692 168 351
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Expresión del “Spinal Walking” en perros

Escrito por
RESUMEN

El spinal walking es una forma de desplazamiento mediante un caminar involuntario, reflejo, en el que las extremidades posteriores siguen a las anteriores pero el animal no es consciente de ello. Se puede llegar a expresar en pacientes con lesiones medulares, que en ocasiones, son severas.

El objetivo de este artículo es recopilar información sobre este tema con el propósito de documentar al lector y plasmar los conocimientos científicos actuales sobre el spinal walking.

¿QUÉ ES EL SPINAL WALKING?

El spinal walking (SW) es un caminar mecanizado usando el reflejo extensor cruzado. Por ejemplo, si echamos un vistazo a la anatomía de un ciempiés, todas sus piernas no se controlan conscientemente. Las piernas se comunican entre sí vía interneuronas en la médula espinal para mantener el movimiento de todas las patas.

En perros, puede usarse el reflejo extensor cruzado para enseñar a un paciente con médula espinal funcionalmente seccionada a usar las extremidades posteriores para caminar. Esto es debido a que cuando el dedo de una de las extremidades golpea el suelo, esto estimula un reflejo de flexión en esa misma extremidad y una extensión contralateral en la extremidad contraria. Cuando la extremidad opuesta contacta con el suelo, ocurre lo contrario, y se observa un andar motorizado de las extremidades posteriores.

Inicialmente, el perro arrastra las extremidades posteriores y esto estimula a los reflejos para iniciar el caminar. Cuando las extremidades anteriores se paran, las posteriores se frenan también y caen. Muchos perros pueden ser capaces de expresar el SW con fisioterapia (Patricia Luttgen, 1998)

IDENTIFICACIÓN DE POSIBLES PACIENTES QUE EXPRESEN SW

El punto más importante, si tenemos un paciente parapléjico, es obviamente definir si la sensibilidad profunda (Deep Pain Perception: DPP) está presente o no y localizar la lesión del trauma, porque considerando esto tendremos distintos tiempos de recuperación y diferentes resultados en autonomía, por lo tanto el propietario del animal debe estar informado apropiadamente y preparado para el proceso.

SENSIBILIDAD PROFUNDA Y LOCALIZACIÓN

Si la lesión es caudal a L3 y el paciente parapléjico sin DPP, tenemos que trabajar para recuperar la DPP y los movimientos de las extremidades posteriores, sino la única opción para el paciente será un carrito. A menudo los pacientes recuperan la DPP transcurridos 20 días tras la cirugía, por lo tanto, si transcurrido este periodo el paciente no muestra signos de mejoría, se presupone que la DPP se ha perdido definitivamente. Es posible recuperarla pero no probable. Según el Dr. Ludovica Dragone, con un programa de rehabilitación apropiado, si un perro parapléjico tiene DPP, existe un 99,5% de posibilidades de recuperar una deambulación autónoma.

Por otra parte, si la lesión es craneal a L3, y más comúnmente entre T10 y L3, en algunas especies como perros y gatos, la función locomotora bajo el nivel de la lesión medular, puede llegar a restaurarse a pesar de que la médula este completamente seccionada y aunque no haya DPP.

Esto significa que en la médula espinal existe una red autónoma de neuronas capaces de generar un patrón locomotor independiente a las señales de entrada supraespinales. Estudios recientes sugieren que se producen varios cambios fisiológicos y neuroquímicos  en la red neuronal localizada caudalmente a la lesión haciendo posible una expresión espinal de locomoción.

La integridad de los segmentos lumbares medios parecen ser cruciales para la expresión del spinal walking y esta es la razón por la que es tan importante considerar la localización del trauma. Estos datos sugieren que las regiones de importancia crítica para la locomoción pueden estar confinadas en una porción restringida de la médula espinal. El Dr. Ludovica Dragone indica que los perros afectados sin DPP tuvieron un 70% de éxito en expresar SW.

 

Patrón de los pacientes con Spinal Walking (SW)

  • Pérdida de movimientos voluntarios
  • Pérdida de nocicepción caudal a la lesión
  • Sensibilidad profunda (DPP) ausente en extremidades posteriores, cola y región anal. Aunque algunos pacientes pueden tener DPP y movimientos voluntarios de la cola en ocasiones
  • Lesión medular
  • No existe control sobre la eliminación de orina y defecación (Debe vaciarse 3-4 veces al día)
  • No pueden caminar hacia atrás
  • La lesión se localiza generalmente en T13-L4
  • Reflejos espinales presentes
  • En 1-3 semanas de rehabilitación aparece el Reflejo extensor cruzado
  • Se puede llegar a apreciar SW a partir de las 6 semanas de rehabilitación
ESTADÍSTICAS EN LA EXPRESIÓN DE SW

El tiempo para expresar el spinal walking puede influenciarse por la estimulación de los reflejos mediante terapia física. En la siguiente tabla se muestran los resultados obtenidos tras la fisioterapia:

Recuperación DPP

Recuperación de la habilidad de caminar

No recuperación de DPP

Resultados

- 41% en 1 semana post-cirugía

- 38% en 2 semanas post-cirugía

- 19% en 3-4 semanas post-cirugía

3%(1 caso) en 9 meses post-cirugía

- 62% en 4 semanas post-cirugía

- 30% en 4-11 semanas post-cirugía

- 8% >12 semanas post-cirugía (perros>20kg)

- 28% no recuperaron DPP tras la cirugía.

Tiempo medio para recuperar la habilidad para caminar fue de 37,6 semanas (> 9meses)

- 17% no DPP + paraplejia

- 11% expresaron spinal walking (todos con incontinencia, infecciones urinarias recurrentes y movimiento voluntario de la cola)

- 58% DPP + caminar

- 11% no DPP + caminar (SW)

- 17% no DPP + paraplejia

- La velocidad de recuperación estuvo asociada al peso corporal y edad.


En el estudio retrospectivo (Prof. Gandini, Dr. Dragone, Dr. Cardinali) “Physical therapy and spinal walking: retrospective study of 63 cases with reversible T-L spinal cord lesion”, mostró que el 51% de los perros expresaron spinal walking, sus pesos corporales estaban comprendidos entre 4,5 y 8,5kg. De estos pacientes con spinal walking el 75% necesitaron una media de 46,5 días para caminar estando hospitalizados, los perros no hospitalizados tardaron de media 57,5 días.

FISIOTERAPIA APLICADA A LA EXPRESIÓN DE SW

A continuación se muestra distintos ejercicios que se realizan en pacientes en los que se quiere estimular SW.

A) UnderWater TreadMill: cinta de andar acuática, B)Tabla de equilibrio, C)Physioball: pelota Fitness, D)Physioroll: pelota fitness con forma de cacahuete, E)Ejercicios PROM: Ejercicios de movimientos de rango pasivo, F)Reflejo flexor y reflejo extensor cruzado. *A mayores debe ejercitarse la posición de pié “standing position” y caminar con ayuda de un cabestrillo (tiempos cortos).

Image
PRONÓSTICO EN PACIENTES “SPINAL WALKERS”

Se espera un buen pronóstico si está presente el reflejo extensor cruzado, si no está presente desde el primer momento, puede recuperarse en los 20 días siguientes. Si la musculatura está flácida en el periodo de 1 mes debe recuperarse el tono muscular. Se esperan más éxitos en perros  con menos de 15kg, nunca en perros con más de 20kg.

El tiempo estimado para que un perro sea un “Spinal Walker” está entre 14 días – 9 meses. Llegado al punto en el que se expresa el SW, el animal no mejorará en cuanto a su lesión, aunque  se debería seguir realizando fisioterapia para mantener la musculatura fortalecida.

Si un paciente no muestra signos de mejoría en 2 semanas debería pararse con el protocolo.

CONCLUSIÓN

Actualmente es un tema sobre el que todavía se está estudiando, de ahí la dificultad para encontrar información sobre SW  y fuentes fiables ya que son escasas las investigaciones realizadas, aunque existen varios autores que se han centrado en esta materia.

Queda claro que existe la posibilidad de desarrollar spinal walking en animales con paraplejia sin sensibilidad profunda, sin embargo habría que seguir indagando sobre las posibilidades de estimularlo mediante fisioterapia, cómo debe hacerse y concretar el perfil de un “paciente ideal”. De esta manera y creando una buena base sobre el tema, apoyada en la Medicina Basada en la Evidencia (MBE), podría aplicarse más a menudo en la práctica clínica diaria.

BIBLIOGRAFÍA

BLAUCH (1977). Spinal réflex walking in the dog. Veterinary Medicine, Small animal clinician.

LUDOVICA DRAGONE. Physiotherapy and rehabilitation of the canine spinal patient. Ambulatorio Veterinario Dog Fitness, Reggio Emilia, Italy.

OLBY (2003). Long-term fuctional outcome of dogs with severe injuries of the thoracolumbar spinal cord, 87 cases (1997-2001), JAVMA.

YASUNOBU H., AKIRA N., SHINJU W., SHIGERU K., YOSHIFUSA S. (1986). Functional recovery of locomotive behavior in the adult spinal dog. The Journal of Experimental Medicine. 148, 373-384.

Visto 516 veces