• 619 451 796
  • encarna.guillen@aevaveterinaria.es

Fistulas perianales de origen autoimune en el pastor alemán: Roco

Escrito por
RESUMEN

Las fistulas perianales de origen autoinmune se conocen como patología reconocida con nombre propio desde los años sesenta y setenta, durante estos años se observaron multitud de casos en los que los pacientes presentaban fistulas que podían presentarse tanto en tejido anal, perianal o rectal.

Una de las razas más afectadas fue considerado el Pastor Alemán, nombrándose como enfermedad crónica y de etiología desconocida.

CASO CLÍNICO
  • Paciente: Roco
  • Raza: Pastor Alemán
  • Edad: 6,5 años
  • Peso: 30 kilos
  • Sexo: Macho, castrado
  • Alimentación: Pienso de marca conocida a base de arroz y pollo.
  • Hábitat: Convive en el jardín, sin presencia de más animales
  • Desparasitado y vacunado correctamente
  • El paciente no tiene historia clínica previa de haber presentado más patologías

Anamnesis: El paciente viene a consulta ya que, desde hace unos meses los propietarios han advertido que a la hora de defecar presenta disquecia y tenesmo a la hora de defecar, antes solo defecaba dos veces al día, ahora ha aumentado la frecuencia de las deposiciones.  El paciente intenta lamerse la zona anal con frecuencia.

Roco presenta buen apetito y no ha cesado su actividad. Buena condición corporal.

EXÁMEN FÍSICO

 

Cavidad oral

Presencia de sarro en colmillos y muelas carniceras

Ganglios periféricos

No se presentan aumentados, palpación normal

Abdomen

No presenta dolor, ni distensión

Auscultación

No se auscultan alteraciones

Frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria

120 ppm   /   Jadeo presente en consulta

Temperatura

38,8 grados

Membranas mucosas y TRC

Color rosáceo y TRC <2 segundos

Hallazgos

Presencia de fistulizaciones perianales

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS

Dado la sintomatología del paciente, y del posible componente autoinmune de la enfermedad, se realizan pruebas análiticas y descarte de posibles enfermedades infecciosas, además de citología de la zona afectada y estudio coprológico de tres días consecutivos.

Resultados pruebas complementarias:

  • Análisis sanguíneo completo: Presencia de leucocitosis con neutrofilia, urea y glucemia ligeramente elevados en el momento del análisis.
  • Estudio enfermedades infecciosas: Se descartaron en este análisis: Leishmaniosis, Borreliosis, Anaplasmosis, Erhlichiosis y Filariosis.
  • Citología de la zona perianal: La citología de la zona afectada da como resultado: proceso piogranulomatoso (presencia de neutrófilos, macrófagos y bacterias).
  • Estudio coprológico: No se advierten parásitos en este estudio.
TRATAMIENTO

El tratamiento inicial del paciente se basa en un tratamiento principalmente tópico,  se prefiere optar por este tratamiento por cuestiones económicas y al ser un tratamiento menos invasivo los propietarios se sienten más seguros. Por otro lado se incorpora al tratamiento medicación por vía oral, de forma preventiva y para el control de la sintomatología presentada por el paciente.

Se instaura de forma domiciliaria, tratamiento médico con antibioterapia de amplia cobertura (Amoxicilina clavulánico 17,5 mg/kg cada 12 horas), corticoterapia (Prednisona 1 mg/kg cada 12 horas), tratamiento tópico inmunosupresor (Tacrolimus ungüento, previa desinfección, cada 12 horas) y dieta hipoalergénica.

Se recomienda que el paciente lleve collar isabelino protector hasta que el cuadro clínico se haya resuelto.

EVOLUCIÓN Y DIAGNÓSTICO

El paciente ROCO, presenta FISTULIZACION PERIANAL AUTOINMUNE, a las dos semanas de tratamiento, presenta mejora de la sintomatología de tenesmo y disquecia. Se mantiene el tratamiento con antibioterapia y tratamiento tópico, hasta la resolución del problema de la zona anal, al encontrarse en una zona “sucia”.

Con respecto al tratamiento con corticoides se pasa a 1 mg/kg cada 24 horas, según siga evolucionando de forma positiva el paciente se iniciará la pauta descendente de esta terapia.

Como ya se ha mencionado anteriormente, a las dos semanas el paciente presento mejoría de la sintomatología asociada a las fistulizaciones, además de la mejora de las fistulizaciones. A las cuatro semanas, el paciente no presenta trayectos fistulosos, la mucosa no se presenta aún regular.

El paciente ROCO sigue en tratamiento, presenta buena respuesta al tratamiento.

SINTOMATOLOGÍA, TRATAMIENTOS Y PRONÓSTICO
  • Sintomatología: Los paciente que presentan este tipo de patología suelen presentar tenesmo, disquecia, hematoquecia, estreñimiento, diarrea, automutilación por el intento prurito…
  • Tratamientos: A lo largo de los años, se han tenido en cuenta numerosos tratamientos para la resolución de la enfermedad, tanto tratamientos quirúrgicos como tratamientos médicos. Dado que la enfermedad se ha calificado dentro de la etiología de inmunomediada, los fármacos usados se han basado en su capacidad inmunosupresora: Prednisona, Azatioprina, Ciclosporina, sinergia entre la Ciclosporina y el Ketoconazol, Tacrolimus…

En el caso de ROCO, el uso en conjunto de Prednisona y Tacrolimus, fue elegido por el factor económico de los propietarios y por la experiencia previa del clínico frente a este uso conjunto de tratamientos.

Sin embargo, en los últimos estudios se apoya el uso de la Ciclosporina, ya sea o no combinada con Ketoconazol, en una amplia variedad de dosis.

  • Pronóstico: El pronóstico de la enfermedad es reservado, debido a que las recidivas pueden estar presentes durante toda la vida del paciente, al tratarse de una causa autoinmune se puede intentar prevenir a la hora de la alimentación con piensos hipoalergénicos cuya proteína este hidrolizada.
CONCLUSIÓN

La Fistulización perianal autoinmune es una enfermedad crónica, recidivante, que ocurre principalmente en razas como el Pastor Alemán, Pastor Catalán, Setter Irlandés…La aparición de estas recidivas es independiente de raza, edad y sexo.

Según los estudio aquellos perros que no hayan tenido éxito con un tratamiento tópico, tienen la opción de optar a un tratamiento oral con inmunosupresores, y se sugiere que las dosis iniciales deben ser elevadas, y tan pronto como desaparezcan los síntomas, ir disminuyendo estas dosis y mantenerlas a dosis bajas durante 18 semanas.

Se debe avisar a los propietarios que estamos ante una enfermedad autoinmune y que su recuperación puede ser lenta, llegando incluso hasta los 6 meses con tratamiento activo, pudiendo haber recidivas agudas durante las 32 semanas post-tratamiento.

BIBLIOGRAFÍA
  1. Vivanco E, Sainz A, García Sancho M, Mancho C, Rodriguez-Franco F: Fistulas perianales en el perro. Consulta Difus Vet 2005; 117: 65-73
  2. Machicote G: Uso de la ciclosporina en el tratamiento de las fistulas perianales caninas a propósito de cuatro casos clínicos. Clin. Vet. Peq. Anim 2004; 24: 167-173
  3. Sainz A, García Sancho M, Mancho C, Rodriguez-Franco F: Aplicación de ciclosporina a diferentes dosis en el tratamiento de fístulas perianales en el perro. Revista científica Avepa, Vol 29, nº3, 2009: 147-153
  4. Missemberg BS, Binnington AG, Mathews KA: Clinical observations of the treatment of canine perianal fistulas with topical Tacrolimus in 10 dogs. Can Vet J 2000; 41: 623-627
  5. Harvey CE: Perianal fistula in the dog. Vet Rec 1972,91:25-32
  6. Mouatt JG: Cyclosporine and ketoconazole interaction for the treartment of perianal fistulas in the dog. Aust Vet J 2002, 80: 207-211.
Visto 499 veces